Martes, 26 Setiembre, 2017


Bullrich: resultados de ADN "despejan acusaciones de desaparición forzada"

Están haciendo todo para que se mantenga la desaparición de Santiago Maldonado El celular se activó el 2 de agosto tras su desaparición
Curcio Ignacio | Setiembre 13, 2017, 00:12

Esta vez por Ariel Garbarz (ver nota aparte), director del laboratorio de Seguridad de la Comunicaciones de la Universidad Tecnológica Nacional quien aseguró que no fue recibido por Otranto, ni la fiscal federal Silvina Ávila, pese a los valiosos datos que podía aportar a las causas que investigan la desaparición de Maldonado.

La abogada de la familia, Verónica Heredia, explicó que buscará "avanzar con la conformación de un grupo de expertos independientes que pueda acompañar la investigación", en el marco de una entrevista con "el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas". Las declaraciones de los dos gendarmes detallan "con precisión" el ingreso de los efectivos a la comunidad mapuche el pasado 1 de agosto, tras la cual se produjo la desaparición del joven Santiago Maldonado.

Garbarz habló con los periodistas en la puerta del juzgado de Esquel, donde intentó llevarle esta información al juez Guido Otranto, pero no logró ser recibido.

Con Santiago Maldonado sin aparecer, el Gobierno admitió la responsabilidad de la Gendarmería en el caso, en una abierta contradicción con las hipótesis que sostuvo hasta ahora y que colocaban la carga de la responsabilidad en la comunidad mapuche.

Pequeño sismo se registra en la Ciudad de México
Pese a que en CDMX sólo fue de 2.6 grados, usuarios de redes sociales reportaron que sí sintieron el movimiento. "3 km al SURESTE de TLALPAN , DF 09/09/17 21:54:12 Lat 19.30 Lon -99.20 Pf 3 km", informó el SSN.


Tras esta declaración se sabe entonces que no eran siete, sino ocho los gendarmes que estuvieron presentes en ese momento cerca del río.

Los agentes durante el operativo en la Ruta 40. No obstante, Bullrich reiteró que su objetivo es "cuidar a la institución". La misma es contra el presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad), entre otras personas.

"Es una prueba central y casi definitiva para verificar o descartar la hipótesis que han planteado algunos testigos que son bastantes sospechados", manifestó.

El ministro polemizó con la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), que responde a la Fiscalía general, liderada por Alejandra Gils Carbó -enfrentada al Gobierno-, y señaló que dicho órgano "está muy controvertido a partir de testimonios extraños que recogió y distorsionan" la investigación.