Martes, 26 Setiembre, 2017


Tormentoso asesinato de embarazada en ritual satánico en Argentina

Los tatuajes de uno de los detenidos Los tatuajes de uno de los detenidos
Gezane Tiscareno | Agosto 21, 2017, 03:29

El cadáver fue encontrado en un basurero cerca de Rincón de los Sauces; sus asesinos habrían utilizado una gran cantidad de gasolina para incendiar el cuerpo y luego lo trasladaron en una camioneta.

El cuerpo de Fernanda Pereyra, de 26 años, pudo ser identificado solamente por el collar que portaba, debido al estado de los restos, indicó New York Post.

La fiscalía, que acusó a Hernández, a Castillo y a Marillán por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, no ha descartado sumar a futuro la figura del aborto, por la muerte de la criatura, y de femicidio, en caso de que se confirme que el móvil haya sido la paternidad del no nacido.

En el mismo sentido, el asesinato de la mujer tendría un elemento estremecedor: estaba embarazada de 6 meses, y fue quemada en el kilómetro 6 de la ruta 6. Para los investigadores, se trata de un gesto cruel y morboso dedicado al 666, el número bíblico de "La Bestia". Por eso, los investigadores creen que la víctima fue sometida a un ritual en el que se involucró a San La Muerte, el santo de los narcotraficantes, y a Destranca Rua, entidad relacionada con el kimbanda, un culto angoleño.

"Fue la búsqueda más importante de la aviación" — ANAC
En la búsqueda intervinieron 54 patrullas de reconocimiento de la Prefectura Naval Argentina , las armadas de nuestro país y la uruguaya.


Fernanda Pereyra, en el 2014 fue víctima de violencia por parte de una expareja, quien le dio tremenda paliza cuando esta se encontraba retirando dinero de un cajero automático.

En el patio del fondo hallaron una oveja, que suponen que los detenidos usaban en sus ceremonias.

Por otro lado, Castillo, conocido también como "Rapunzel", tiene el torso tatuado de mujeres en llamas, tridentes, el diablo, dragones y demás imágenes relacionadas con el satanismo. La hipótesis más fuerte es que se planificó ahí, pero tras raptar a la mendocina en la calle, la mataron en la Renault Kangoo del ex, que estaba manchada de sangre en su interior.